Sabías que... El aceite de karité es una de las grandes maravillas del continente africano.

jueves, 21 de agosto de 2014

Sabías que...

El aceite de karité es una de las grandes maravillas del continente africano. Se obtiene de las semillas del árbol de Mangifolia, y crece en la parte oeste del país. Su nombre significa “vida” y se considera sagrado. El árbol no se puede cultivar y solo crece de manera libre. Su altura llega hasta los 15-20 metros, y su vida se alarga hasta los asombrosos 300 años. Florece hasta los 50 años, empieza a dar frutos a partir de los 15 años, pero pueden pasar hasta 30 años para que proporcione frutos provechosos, ricos en vitaminas y ácidos grasos. Los frutos son pequeños, redondos, con un verde oscuro y crecen de Julio a Septiembre. Su cuidado y recogida se realiza solo por mujeres cualificadas. Sólo ellas tienen derecho a recoger los frutos, romperlos y preparar el aceite. Los frutos se secan y muelen en una pasta, esta pasta se amasa hasta conseguir la manteca de karité. Un producto universal en el cuidado de la piel, llamado “el oro femenino”. Las mujeres de Burkino Faso lo utilizan para masajear a los recién nacidos. Se dice que la reina egipcia Nefertiti debe su belleza a la manteca de karité y su habitual uso. La manteca de karité es valiosa por la gran cantidad de ingredientes y sus propiedades sobre la piel. La gran cantidad de vitamina E asegura protección contra los rayos ultravioletas y los libres radicales. Previene la aparición de arrugas y el envejecimiento prematuro de la piel. La vitamina F actúa como protector de la piel, tiene un efecto suavizante en la piel áspera, seca y agrietada.

Lo contiene el gel limpiador facial de Gardenia y Rosa. 



Ultimas Noticias